Page 15

N42_enero2014

¿No lo hizo? Comencé a meditar sobre la manera en que un programador podría hacer algo para bien. Me pregunté: «¿existe algún programa que yo pueda escribir para resucitar a nuestra comunidad?». La respuesta fue clara: lo primero que se necesitaba era un sistema operativo. Ese es el software crucial para comenzar a usar un ordenador. Con un sistema operativo se pueden hacer muchas cosas; sin él, el ordenador ni siquiera funciona. Con un sistema operativo libre, podríamos armar una nueva comunidad de ‘hackers’ e invitar a todos a unirse. Y cualquiera podría utilizar un ordenador sin tener que conspirar desde el principio para privar de esta posibilidad a sus amigos. LA LIBERTAD SEGÚN RICHARD STALLMAN i-3 15 ¿Qué le animó a hacer software libre? Al desaparecer mi comunidad, me resultó imposible continuar como antes. Tuve que afrontar una dura elección moral. La opción más fácil era unirme al mundo del software privativo firmando acuerdos de no divulgación y prometiendo no ayudar a mis compañeros hackers. Es muy probable que también hubiera tenido que programar software que se entregaría bajo acuerdos de no divulgación, incrementando así la presión para que otras personas también traicionaran a sus compañeros. Podría haber ganado dinero de esa manera pero sabía que, al final de mi carrera, echaría la vista atrás y vería los muros que habría construido para dividir a las personas, sentiría que había usado mi vida para hacer del mundo un lugar mucho peor.


N42_enero2014
To see the actual publication please follow the link above