Page 26

Revista Digital 3 Octubre 2012

El Teatro por Dentro JUAN arte del dramaturgo y el día 6 se presentó en el Auditorio su última obra, La lengua enteatro por dentro: cómo se hace y para qué sirve” hablando en primera persona sobre elDurante el mes de octubre Juan Mayorga (Madrid, 1965) ha estado presente en la UniversidadCarlos III de Madrid por partida doble: el día 16 intervino en el Curso de Humanidades “El MAYORGA ¿Y quién es Juan Mayorga? Pues uno de nuestros escritores contemporáneos de más talento, solvencia, dirigida por él mismo.pedazos Y LA internacional. Sus textos se han traducido a más de treinta lenguas y han subido a los escenarios de todoy éxito; seguramente el primer dramaturgo español de nuestro tiempo y sin duda el de más proyección LENGUA EN y Europa, occidental y oriental, mediterránea y nórdica. La película francesa Dans la maison (basada enel mundo, desde Londres, Nueva York o París hasta Corea de Sur, por caso, pasando por Latinoamérica PEDAZOS su obra El chico de la última fila, que también se pudo ver en el Auditorio de la Universidad, lo mismo) acaba de ganar la Concha de Oro del Festival de SanLa tortuga de DarwinyCopito de Nieveque Sebastián, además del premio al mejor guión, precisamente. Su próxima obra se estrenará en Varsovia coincidiendo con el setenta aniversario del levantamiento del gueto. De eso trata la pieza, que se titula El cartógrafo y tal vez pueda disputar el título de obra maestra del autor a Himmelweg (Camino del cielo), que comparte con ella el tema de la Shoá y por tanto el reto formidable de construir una auténtica dramaturgia de lo irrepresentable. El Holocausto en el teatro de Juan Mayorga es un tema recurrente, que no se limita a estas dos grandes obras, sino que está presente en otras que, por cierto, tienen mucho que ver a mi juicio con la que acaba de ponerse en el Auditorio. Pienso sobre todo en dos versiones: Job, a partir del libro bíblico y de textos de Elie Wiesel, Zvi Kolitz y Etti Hillesum, y Wstawac, sobre textos de Primo Levi. El de Mayorga es un teatro genuinamente político, si limpiamos esta palabra de las adherencias que la ensucian y empequeñecen hoy; un teatro que pone con nobleza y hondura a la ciudad a n t e sus problemas más candentes: el terrorismo (La paz perpetua), la emigración (Animales nocturnos), la pederastia (Hamelin), etc. A veces se recurre, como acabamos de ver, a una distancia histórica que siempre apunta (y dispara) al presente. Pero hay una zona más secreta en la producción de Mayorga, en extremo radical, exigente, de una densidad de pensamiento en ocasiones casi insoport able, en el límite de la experiencia humana, sin ninguna concesión, no ya al público, sino a la teatralidad misma. En este teatro de la palabra y del silencio, que roza en ocasiones el misticismo, se encuadra La lengua en pedazos, un precioso diálogo ficticio entre Santa Teresa de Jesús y un Inquisidor, construido a partir de varias obras de nuestra gran escritora y mística y en particular del Libro de la Vida. Podría pensarse que se trata de un texto más para leer que para poner en escena. Creo que la representación que se pudo ver en el Auditorio lo desmiente y que Mayorga sale muy airoso del doble reto de dirigir por primera vez y de hacerlo enfrentándose a un texto tan difícil. Sobre la firme base de una excelente actuación de Clara Sanchis como Teresa y de Pedro Miguel Martínez como el Inquisidor, así como de un delicado trabajo de iluminación de Miguel Ángel Camacho, Mayorga nos pone ante un bodegón de Sánchez Cotán o de Zurbarán habitado por esos dos fantasmas a escuchar con atención y recogimiento sus palabras y sus silencios, lejos de la vociferante algarabía de estos tiempos revueltos. VER VÍDEO ENTREVISTA José-Luis García Barrientos 26 Digital3


Revista Digital 3 Octubre 2012
To see the actual publication please follow the link above