Page 6

N52

• Repensar nuestra docencia: introduciendo más flexibilidad en los Grados con la formación complementaria, mejorando el postgrado y apostando por una formación presencial que incorpore progresivamente docencia on-line, para lo que hemos preparado varios cursos MOOCs dentro de la plataforma EDx , así como cursos cero y de refuerzo on-line. • Ampliar nuestras infraestructuras para acoger las nuevas actividades, como el edificio Carmen Martín Gaite, la nueva residencia en Getafe, la transformación del polideportivo de Getafe, el edificio Juan Benet II en Leganés, o la reforma y acondicionamiento de Puerta de Toledo. ¿Cómo nos ha afectado la crisis y cuál es la situación económica actual de la universidad? Comenzamos enseguida a tomar medidas de ahorro, y esto nos ha permitido mitigar, en parte, los graves efectos que la bajada de financiación por la crisis ha tenido en las universidades públicas en España. En mayo de 2010 el Gobierno de Rodríguez Zapatero aprobó un plan de medidas urgentes ante la crisis y ese mismo verano trabajamos intensamente para diseñar un plan de austeridad que presentamos en otoño. Creo que fuimos la primera universidad en establecer un plan de este tipo que reducía todos los gastos no imprescindibles comenzando por el rectorado (coches oficiales, número de secretarias, gastos de protocolo, etc), y abarcando todos los servicios de la universidad, donde fuimos viendo, partida por partida, de qué podríamos prescindir sin afectar a lo esencial de nuestro funcionamiento. Al mismo tiempo preparamos un plan de captación de 6 | i -3 “ “Comenzamos enseguida a tomar medidas de ahorro, y esto nos ha permitido mitigar, en parte, los graves efectos que la bajada de financiación por la crisis ha tenido en las universidades públicas en España” “ nuevos ingresos con dos pilares: buscar financiación europea para proyectos de investigación y atracción de talento y aumentar nuestros ingresos de tasas con más másteres y formación continua. Gracias a estas medidas hemos podido capear el temporal sin tener que hacer reestructuraciones fuertes de personal, ni deteriorar de forma muy apreciable nuestras actividades fundamentales de docencia e investigación. Por supuesto que nos han afectado los fuertes recortes de la Comunidad de Madrid y del Estado, y que hemos tenido que hacer esfuerzos dolorosos y difíciles estos últimos años para cuadrar las cuentas, pero los dos últimos ejercicios se han cerrado con equilibrio presupuestario. Esta ausencia de déficit implica que hemos podido adaptarnos a la crisis algo mejor que la mayoría de las universidades españolas. En este punto, es de justicia agradecer a toda la comunidad universitaria su sacrificio y la gran responsabilidad con que han afrontado las restricciones económicas de este último periodo. Hoy la situación económica de la universidad es sostenible. No tenemos problemas de tesorería, las nóminas se seguirán pagando con puntualidad, hemos incluso aumentado la dotación para becas


N52
To see the actual publication please follow the link above