Page 15

N48_septiembre2014

UN EJEMPLO DE SOLIDARIDAD BECAS ALUMNI Paula García Fernández Estudiante de 1º de doble grado en Periodismo y Comunicación Audiovisual, becada 2014-15 “Me enteré del programa de Becas Alumni al buscar en la web de la universidad ayudas ya que soy de Málaga y me suponía un gran esfuerzo económico venir a vivir a Madrid. Cuando supe que había sido aceptada me alivió mucho saber que dispondría de esa ayuda y además me alegra podría ayudar a otros alumnos como yo en el futuro”. Ionut Alexandru Cosuleanu Estudiante de 2º de grado en Ingeniería Aeroespacial, becado 2013-2014 “La Beca Alumni me dio seguridad para hacer frente a los gastos académicos y a los relacionados con la estancia en Madrid. Destacaría que, el ser beneficiario de esta beca, ha afectado positivamente al espíritu y el afán de ser cada vez más independiente. También, considero oportuno mencionar a los que financian este programa. Ellos, junto a padres y amigos, suponen un gran apoyo moral. Y es que, en tiempos de desgaste académico, recordar que todos confían plenamente en mí me anima a levantarme y no rendirme jamás”. El Campus de Getafe de la Universidad Carlos III de Madrid fue el escenario de la entrega de las Becas Alumni que este año celebra su tercera edición. Doce estudiantes se benefician cada año de estas ayudas solidarias que nacieron con el objetivo de que alumnos con buen expediente académico, pero con pocos recursos económicos, tuvieran la posibilidad de realizar sus estudios universitarios en la UC3M. Las Becas Alumni 2014, al igual que las de anteriores convocatorias, se financian con fondos que aportan antiguos alumnos de la universidad, empresas colaboradoras, padrinos de las graduaciones académicas y entidades de la propia Universidad. Su aportación desinteresada ha hecho posible que cada año se otorguen una docena de becas de 3.000 euros por alumno. Alumnos con buen expediente académico En la actualidad 32 estudiantes se benefician de esta ayuda, cuyo importe se mantiene durante los cuatro años que duran los estudios de grado, siempre y cuando el becado mantenga su buen expediente académico. Este programa de ayudas va consolidándose con el tiempo, ya que los beneficiarios adquieren el compromiso de devolver parte del dinero recibido cinco años después de haberse graduado. Así, antiguos alumnos financiarán en un futuro las becas de nuevos estudiantes. Sin embargo, para ser donante no es un requisito tener o haber tenido relación con la Universidad, la iniciativa está abierta a la contribución de cualquier persona. i -3 | 15


N48_septiembre2014
To see the actual publication please follow the link above